Este es el blog de la asociación Autonomía y Bienvivir, no dejes de visitar nuestra página web, para conocer nuestro ideario: Visitar página web

jueves, 21 de abril de 2016

22 de abril, día internacional de la Madre Tierra: como el efecto perspectiva (Overview effect) y un cambio de narrativa pueden encaminarnos hacia un futuro en el bienvivir. (Parte I)

“Una vez que una fotografía de la Tierra, tomada desde el espacio exterior, esté disponible…una nueva y poderosa idea como ninguna otra en la historia habrá nacido”  Fred Hoyle, 1948

Como cada año desde hace ya más de cuatro décadas se celebra el 22 de abril en numerosos países el día Internacional de la Madre Tierra. La historia detrás de la proclamación de este día por la ONU tiene distintos episodios muy interesantes sobre su origen en 1970 y  posterior desarrollo. Incluso se ha diseñado una bandera que, desde un punto de vista simbólico, une a todos los habitantes de este planeta cualquiera que sea su identidad y/o nacionalidad.

La cuestión de estos dos artículos se dirige más bien a dar claves sobre posibles modos de trascender ese día. En mi opinión, el objetivo último del día 22 de abril es su desaparición del calendario internacional de los días de la ONU, bien porque se ha conseguido una concienciación global en toda la población sobre la trascendencia que tiene el planeta en nuestra vida o bien porque los 365 días del año son todos "día de la Madre Tierra" como numerosas poblaciones indígenas mantienen todavía impregnados en su cultura y su cosmología.


Como antecedentes, en el diseño de un modelo basado en el paradigma de la sostenibilidad, concluía que el modelo actual de sostenibilidad se estaba enfocando para resolver los problemas medioambientales primordialmente y casi en exclusividad en los elementos externos del modelo; la tecnología, las políticas, las regulaciones, el mercado... En sí no es un mal enfoque para intentar resolverlos pero si nos olvidamos totalmente de los elementos internos, esa dirección nos llevará al fracaso. Por ello mi propuesta era equilibrar ese enfoque externo girándolo también hacia el interior, hacia la parte interna del modelo es decir la parte psicológica, experimental y cultural. Hay que dar cabida a la parte más invisible del modelo, la parte participativa y responsable de las personas y la parte cultural y educativa de la ética. Creo que el efecto perspectiva (Overview effect) y una nueva narrativa cultural y cosmológica nos pueden dar pistas creativas para encaminarnos hacia un futuro en el bienvivir. En este primer artículo me enfocaré en el “efecto perspectiva” y en un segundo artículo en la parte de cambiar nuestra narrativa cultural, así como de las conclusiones e interacciones de ambos enfoques.

Efecto perspectiva (Overview effect)

“Estaba volando a través del país, desde la Costa Este a la Costa Oeste en los 70 y miraba por la ventana y mientras estaba mirando hacia abajo al planeta, el pensamiento me llegó. Todo el que estuviera viviendo en un asentamiento en el espacio o en la Luna, tendría siempre una visión en conjunto. Estarían viendo cosas que nosotros sabemos, pero no experimentamos, que la Tierra es un sistema, que todos somos parte de ese sistema y que hay una cierta unidad y coherencia para todo, y en seguida lo llamé -el efecto perspectiva-.” Frank White, autor “The Overview Effect”

De acuerdo a la wikipedia y como definición para comenzar este enfoque, el efecto perspectiva es un cambio cognitivo de la conciencia, reportado por algunos astronautas y cosmonautas durante los vuelos espaciales, cuando observan la Tierra, estando en órbita, o desde la superficie lunar.

Para continuar con la parte escrita del artículo, tomaré varias de las citas  de este impresionante documental “Efecto Perspectiva” (The overview Effect) que recoge de forma visual y narrativa las experiencias de varios astronautas al observar la Tierra desde el espacio.


Mi recomendación para continuar  es que visionéis ese documental  de 19 minutos que realmente merece la pena ver. Lo que he escrito aquí son experiencias y opiniones sobre el planeta encaminadas hacia un pensamiento sistémico que me han resonado al verlo por segunda vez. Muy probablemente cuando lo veas, experimentes las tuyas propias o quizás te acerques algunas experiencias personales de cambio que te hayan ocurrido durante la vida. De hecho, salvo que haya un astronauta entre los lectores, las experiencias que resuenan en nosotros son de segunda mano y quizás no podamos ni con la imaginación experimentar ese efecto. Es por ello que el uso del documental “Efecto perspectiva” es una metáfora más amplia que va dirigida hacia los conceptos que rodean las experiencias de nuestra propia vida que nos producen cambios cognitivos que se ven reflejados en cambios conductuales. Tenemos experiencias críticas que nos transforman en periodos de nuestras vidas, por ejemplo en nuestra adolescencia,  con la crisis de los 40, el síndrome del nido vacío, momentos críticos cuando uno se jubila, la hora de la vejez cuando nuestra partida en el planeta está finalizando. Otros momentos tienen que ver más con las circunstancias, un accidente de coche, un cáncer, la muerte de la pareja o de un hijo, enfermedades en nuestros hijos, problemas económicos etc. Todos esos momentos son nuestros “efectos perspectiva”. Son los momentos que si los trascendemos, es decir miramos a la visión del conjunto y no sólo a las partes, nos hacen ampliar nuestra experiencia de la realidad en esta vida.

“En una mayor escala, básicamente todos vivimos en este ecosistema llamado Tierra, y todo lo que haces en un lado del ecosistema, afecta el otro lado, y eso es una nueva manera de vivir para la mayoría de la humanidad.” Ron Garan, astronauta

Aunque los ejemplos anteriores son momentos críticos personales en el espacio de nuestras vidas, también estamos viviendo momentos críticos colectivos, no sólo a nivel local sino a nivel global, del planeta Tierra, y que afectan al ser humano como especie. Desde la pérdida de diversidad hasta la contaminación ambiental, desde el cambio climático hasta la destrucción de los ecosistemas, todo ello se engloba en la nueva era, la época del antropoceno, donde el ser humano ha tomado el papel de actor principal de todos esos cambios.

“Tenemos esta conexión con la Tierra, es decir, es nuestro hogar. Y no sé como podrías volver y no estar cambiando en algún aspecto.” Nicole Stott, astronauta

Sin embargo, los seres humanos de esta época vivimos generalmente bastante fragmentados. Si somos como más de la mitad de la población mundial y vivimos en ciudades estamos perdiendo la conexión con la tierra, con los alimentos que nos dan la energía para vivir. Estos nos llegan generalmente por medio del supermercado y la cuestión principal es que desconocemos cómo han sido cultivados tanto desde un aspecto social como de un aspecto medioambiental. Si realmente nos conectásemos, nuestra consciencia promovería unos nuevos hábitos.

“Hemos estado evolucionando desde el comienzo de las civilizaciones a una mayor y mayor perspectiva de la vida en la Tierra, pero la próxima evolución natural es entender la vida en el espacio. Es decir, el hecho de que la Tierra, como Buckmister Fuller solía decir: “Es una nave espacial, la nave espacial Tierra”. Ya estamos en el espacio. Es sólo que no hemos integrado eso a nuestra perspectiva porque vivimos en la Tierra. El “Efecto perspectiva” es simplemente el repentino reconocimiento de que vivimos en un Planeta y de todas las implicaciones que eso trae a la vida en la Tierra.” David Beaver, confundador del Overview Institute

También mentalmente estamos perdiendo la conexión. Perdemos mentalmente la conexión con el pasado, con la historia de nuestros antepasados y perdemos también la conexión con nuestros descendientes y su posible historia en el futuro. Como ejemplo de esa  pérdida de conexión, algunos pueblos indígenas nos pueden dar grandes lecciones porque en sus decisiones siempre tenían en cuenta la séptima generación futura para procurar que los que vengan después no se encuentren un mundo peor que el nuestro.

“Luego a mi regreso traté de entender el significado de esta experiencia y de lo que se trataba, no pude encontrar nada en la literatura científica ni en la religiosa en la que busqué. Así que fui a la Universidad local y les pedí que me ayudaran con lo que ví, y cuando me respondieron unas pocas semanas después dijeron “Bueno, en la literatura antigua encontramos una descripción llamada “Savikalpa Samadhi” y significa que ves las cosas como las ves con tus ojos, pero las experimentas emocional y visceralmente, con éxtasis y un sentido de total unidad y unicidad”, y yo dije “Bueno, eso es exactamente lo que fue esta experiencia”. Y eso me aclaró, mientras estudiaba esto, que no era nada nuevo, pero sí era algo muy importante para la forma en la que nosotros fuimos puestos aquí juntos.” Edgar Mitchel, astronauta

“Muchas de las grandes culturas de sabiduría de la Tierra, han hablado de lo que llamamos “El efecto perspectiva”, es decir, se han dado cuenta de esta unidad, esta unidad de toda la vida sobre la Tierra, y del conocimiento y la conciencia. Frank White, autor “The Overview Effect”

“En la cultura occidental, creo, esto es muy nuevo y muy chocante, porque hay mucho más sentido de separación, pero si miras a otras culturas, no occidentales, especialmente en Asia, su énfasis siempre ha estado en que el “uno mismo” y el Mundo no están separados el uno del otro, sino que en realidad están interconectados; que el Ser individual y todas las especies son las manifestaciones de un todo más grande.” David Loy, filósofo

Muchas veces las personas que vivimos inmersos en la cultura occidental, nos sorprendemos de la sabiduría de pueblos ancestrales. Si de algún modo, la mayoría de los problemas humanos de nuestra época ya estaban recogidos en los clásicos griegos, creo poder afirmar que parte de las soluciones culturales ya están recogidas en distintos pueblos indígenas. Hemos reconocido nuestra humildad ante la naturaleza con sus cientos de millones de años experimentando al entender que la biomímesis puede ser una ciencia que nos dé pistas para mejorar las soluciones técnicas de nuestro progreso. Ahora también tenemos que tener la humildad de que por ejemplo la antropología y otras ciencias humanas nos proporcionen posibles claves que llevan en su cultura distintos pueblos para vivir o intentar vivir armónicamente con su medio ambiente. Por ejemplo, en Latinoamerica, la cultura del buenvivir nos puede dar ciertas pistas culturales para nuestro progreso.

“Esta vista de la Tierra desde el espacio, la Tierra entera en perspectiva, pienso que es el verdadero símbolo de esta era, y creo que lo que va a pasar es que va a haber un mayor y mayor interés en comunicar esta idea porque, después de todo, es la clave de nuestra supervivencia. Tenemos que empezar a actuar como especie con un destino. No vamos a sobrevivir si no hacemos eso. Frank White, autor “The Overview Effect”

Desafortunadamente, el estrés y la vida ajetreada y rápida que llevamos en estas sociedades producen que nuestra respuesta ante los problemas sea mayoritariamente correctiva, en lugar de adoptar un modelo preventivo. Daniel Kahneman en su libro “Pensar rápido, pensar despacio” nos indica como los humanos sufrimos de muchos sesgos y falacias cognitivas. Kahneman, de forma simplificada, específica dos modelos de funcionamiento del cerebro, por medio del sistema 1 que es rápido, automático, frecuente, emocional, estereotipado y subconsciente y el sistema 2 que es lento, requiere esfuerzo, poco frecuente, lógico, calculador y consciente. Creo que los modelos y las historias que llevamos inmersa en nuestra cultural (tal como veremos en la parte II) son la fuente de vivir aceleradamente con prisas, urgencias y donde el tiempo es dinero, en lugar de una narrativa donde el tiempo es vida. Al final la respuesta de nuestro modelo de pensamiento a la forma de vivir se ve afectada y por ello la mayoría de nuestras decisiones pasan por el sistema 1, lo que nos hace más un homo emotionalis que un homo sapiens sapiens.

“Existe este poético concepto, que mucha gente dice que no hay límites desde el espacio; y he oído a muchos de mis colegas astronautas decir que desafortunadamente, no es verdad. Si ves fronteras y son más que nada el resultado del impacto del hombre. Puedes ver las erosiones, deforestaciones, y una larga lista de impacto ambiental la que tenemos en nuestro planeta… y eso es algo que, cuando lo ves desde la perspectiva cósmica, te hace realmente apreciar el concepto de “La nave espacial Tierra” y de que todos estamos aquí juntos.” Jeff Hoffman, astronauta

Como bien dice Kahneman, nuestro cerebro es el que es, y viene de serie con esos dos sistemas que nos limitan y donde el sistema 1 suele llevar las riendas porque requiere poco gasto de energía. Se requiere esfuerzo, pensamiento crítico y más energía para funcionar con el sistema 2 que es el que trabaja para el largo plazo. Entonces, la pregunta que surge ante los problemas medioambientales que atenazan la vida del ser humano en la Tierra es ¿cómo podemos trascender estas barreras?

"Vemos bien claro que si la Tierra se enferma, entonces nosotros nos enfermamos, si la Tierra muere, entonces nosotros morimos. La gente siente que hay algo que está mal, pero siguen luchando para volver atrás y averiguar cuáles son las verdaderas raíces del problema. Y creo que a lo que tenemos que llegar es a darnos cuenta que no se trata de arreglar un sistema económico o político, sino que es una perspectiva básica del mundo, un entendimiento básico de quiénes somos y qué es lo que está en juego." David Loy, filósofo

"Los humanos somos los responsables de nosotros mismos, y si estamos poniendo en peligro nuestro futuro, tenemos que aprender cómo hacerlo de otra manera y entrar en un periodo sustentable. Y ahora, eso parece bastante difícil; bastante difícil de ver cómo sería, pero tenemos que trabajarlo." Edgar Mitchell, astronauta

Se ha hablado de nuestra parte emocional, se ha hablado de nuestra parte cognitiva y nos queda una tercera parte de la triada (cabeza, corazón, manos), es decir, nos queda la acción. Los problemas no sólo los sentimos o los resolvemos mentalmente sino que hay que tratarlos físicamente, hay que trabajarlos y para ello que mejor que la colaboración donde se da que las sumas sinérgicas de 1 + 1 es igual 3 o más.

“No creo que ninguno de nosotros tuviera idea de cómo esto iba a proporcionarnos una perspectiva tan diferente. Pienso que la atención se había centrado en que íbamos a ir a las estrellas, a otros planetas, y de repente, nos estábamos mirando a nosotros mismos y esto parece que nos dio una nueva especie de conciencia” David Loy, filósofo

“Cuando estaba sobre la estación espacial, mirándola y mirando hacia la Tierra, vi este impresionante logro, y pensaba “guau” hay 15 naciones que trabajaron juntas para construir este increíble complejo en el espacio. Y si podemos tomar estas 15 naciones y hacer este gran logro, imagina lo que podemos hacer trabajando juntos, dejando de lado nuestras diferencias por una meta en común, para sobrellevar algunos de los cambios que está enfrentando nuestro planeta” Ron Garan, astronauta.

El ego o la idea del yo como bien expone nuestro compañero en Expertos us el Colectivo está en el centro de nuestro modelo cultural. La trascendencia del ego como bien propone Otto Scharmer en el Presencing Institute, es liderar desde el futuro que emerge pasando de los ego-sistemas a los eco-sistemas. Estas interrelaciones persona-sociedad se dan en todas las direcciones. La cultura de la sociedad va moldeando a los individuos y estos cuando se salen de ese molde y proponen iniciativas con nuevas perspectivas, que empiezan a ser aceptadas, pueden así mismo transformar la cultura y ser decisivos para la especie. Entre esas personas que lideraron hacia el futuro se encuentra Morton Hilbert profesor de salud pública en Estados Unidos, ambientalista y co-fundador del día de la Tierra que si habéis sido curiosos sobre la historia que hay detrás del día de la Tierra, entonces, ya conoceréis. Si no es así, os diré que en 1968 junto con el Servicio de Salud Pública organizó el simposio de Ecología Humana donde diferentes científicos daban conferencias a los estudiantes hablando de los efectos del deterioro animal en la salud humana. Ese fue el antecedente del día de la Tierra. Junto a sus alumnos planeó el primer día de la Tierra. El testigo fue luego recogido por el senador y activista medioambiental Gaylord Nelson dando lugar a que fuera el 22 de abril de 1970 el primer día. Posteriormente este movimiento se hizo popular en cada vez más países (Yo mismo en mi época escolar infantil tengo algún recuerdo de haberlo celebrado) hasta que en 2009 la ONU observando que se celebraba en muchos países lo designa oficialmente como día internacional de la Madre Tierra.

En este año 2016 el tema central del día de la Madre Tierra se enfoca en los árboles. Finalmente y en consonancia con la temática, termino con otra “semillita” que nos dejó Yuri Gagarin (el primer ser humano en viajar al espacio exterior en 1961)  que espero que crezca con reflexión en las mentes de los lectores.

“Habiendo volado alrededor de la Tierra en una nave Sputnik, he visto qué bello es nuestro planeta. ¡Preservemos y realcemos esta belleza, no la destruyamos!”

Para la segunda parte de este artículo dejo el encabezamiento del astronauta del Apolo 14, Edgar Mitchell que enlaza con su temática

“Y parte de esto es venir con una nueva historia, una nueva imagen, una nueva forma de acercarse a esto, y cambiar nuestro comportamiento de una manera que nos lleve a un enfoque sostenible para nuestra civilización, en oposición con un enfoque destructivo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario