Este es el blog de la asociación Autonomía y Bienvivir, no dejes de visitar nuestra página web, para conocer nuestro ideario: Visitar página web

martes, 6 de marzo de 2018

La teoría económica como caballo de Troya: Precedente.


Los economistas clásicos, cuyo mayor representante es Adam Smith, pensaban que la actividad económica debía realizarse sin la intervención del Estado, alcanzándose así una armonía. Ya antes de los clásicos, en Francia los fisiócratas habían pensado lo mismo. Smith, como tutor del hijo del noble Henry Scott, viajó a Francia, donde entablaría contacto con fisiócratas, en su obra, "la riqueza de las naciones", comenta al respecto de éstos:

"Sin embargo, este sistema, con todas sus imperfecciones, es quizás la aproximación más cercana a la verdad que ha sido publicada sobre el tema de la economía política; y es por esa razón, vale la pena la consideración de cada hombre que desea examinar con atención los principios de esa ciencia tan importante. Aunque al representar el trabajo que se emplea sobre la tierra como el único trabajo productivo, las nociones que inculca son, tal vez, demasiado estrechas y confinadas".

Esta idea sigue hegemónica hoy, por ejemplo, en un reconocido "keynesiano":

"Creo firmemente que las ideas de la teoría de la autoorganización pueden modificar sustancialmente nuestra manera de concebir la economía".  
"La organización espontánea de la economía", en 1996. Paul Kurgman.

"Creo firmemente", escribe Paul Krugman en su libro, como buen creyente que ha sido santificado por los clásicos. Los fisiócratas, como inspiradores de los economistas clásicos, serán el precedente a la teoría económica usada como caballo de Troya.

Partes 1 2 y 3 de la serie, enlace en el título.

La economía como caballo de Troya: "Génesis", "mercantilismo" e "interludio para la situación española".








 -Que faut-il faire pour vous aider ?               (¿Qué deberíamos hacer por ayudaros?)
-Nous laisser faire.                                          (Dejadnos hacer.)

Atribuida a una conversación entre Colbert y el comerciante Legendre durante una reunión.


El periodo del mercantilismo, marcado por el comercio colonial y el desarrollo de las manufacturas, acabará dando lugar a grandes empresas comerciales[1]. La artesanía, propia de la producción individual, irá siendo desplazada por una producción solidaria[2], plural, que dará lugar al modo de producción capitalista, alejado del artesanal.  

El aumento del poder de los capitalistas, principalmente privados, se verá limitado por el Estado, cuya política monopolista propia del mercantilismo y privilegios hacia la aristocracia presentará un impedimento para la actividad del hombre de negocios[3].


                                                Grabado de la bolsa de Amsterdam (1612). Claes Jansz Visscher.



La burguesía, cuyo ascenso se dará a través de industrias crecientes gracias a la acumulación de capital, se verá constreñida por las políticas mercantilistas para expandirse, lo que irá transformando la visión económica haciendo ver al Estado como un poder que limita a la empresa privada al favorecer a los grandes monopolios y a la nobleza, exenta de impuestos. 

“Dès qu’un homme a fait fortune par le commerce, il s’empresse de le quitter pour devenir noble. Les capitaux qu’il avait acquis sont bientôt dissipés dans la vie oisive attachée à son nouvel état, ou du moins, ils sont entièrement perdus pour le commerce.”[4].
“Mémoire sur les prêts d'argent” (1770), A. R. Jacques Turgot

La visión mercantilista irá paulatinamente desapareciendo en autores como William Petty[5], Richard Cantillon[6] o David Hume[7] y acabará desembocando[8] en Francia en los fisiócratas, los cuales resultarán contrarios a las políticas de Colbert y favorables a la mediana burguesía frente a los terratenientes, a los que buscarán cargar con los tributos.


“Laissez faire et laissez passer”, “dejen hacer y dejen pasar”, será el lema[i] de los fisiócratas, de fisiocracia, gobierno de la naturaleza[9], término que sería enunciado primeramente por Nicolas Baudeau y popularizado por P. S. Du Pont de Nemours, discípulo de Quesnay, a raíz de su obra “Physiocratie, Ou Constitution Naturelle du Gouvernement le Plus Avantageux au Genre Humain” (1768).

"...les principes de la physiocratie; c´eft-á dire de c'est-à dire de l'ordre naturel et social, fondé sur la nécessité physique & sur la force irrésistible de l'évidence." [10] 
“Éphémérides du citoyen” (abril, 1767)[11].


                                  Segunda edición del Tableau (1959).                   Boceto de reloj de bolas de Groller.


Quesnay actuaría a modo de líder del grupo, el cual giraría en torno a él[12] y su “Tableau économique”, un pequeño esbozo del sistema económico, que sería la obra base de la escuela[ii] al resumir su pensamiento, siendo el modelo una representación del funcionamiento de la economía concebida como un circuito o flujo que relacionaría distintos productos entre distintas clases sociales.

Los fisiócratas, como arbitristas y mercantilistas, será gente cercana al Rey[13] que pretenderá actuar de consejeros del mismo. Quesnay, hijo de una familia granjera, acabaría como médico de prestigio en Versalles, ocupándose de la amante de Luis XV, Madame de Pompadour[14], y tras curar al Delfín, sucesor al trono, Luis XV ennobleció a su “penseur”, “pensador”, como le gustaba llamarle. Gracias a su cercanía a la corte y a que el reino se encontraba cercano a la quiebra tomaría interés por los problemas económicos.


El pensamiento de los fisiócratas se mostrará desde primera hora enfrentado al mercantilista, al cual intentarán desplazar, denunciando el perjuicio de las excesivas intromisiones del Estado en la actividad económica, principalmente agraria, por lo que tendrán como objetivo combatir la burocracia y evitar la intromisión del Estado en la producción agraria y manufacturera.

Feu M. de Gournay , excellent citoyen , respectable par sa droiture et ses lumières , et qui nous a été enlevé trop tôt, disait quelquefois : « Nous avons en France une maladie qui fait bien du ravage; cette maladie s'appelle la bureaumanie». Quelquefois il en faisait une quatrième ou cinquième forme de gouvernement, sous le titre de bureaucratie.”[15]
 “Correspondance littéraire, philosophique et critique” (julio, 1764). Periódico francés.

Su intención será que la monarquía haga reformas profundas a la política económica actual, la cual sigue basada en el colbertismo, por lo que sus teorías estarán basadas y pensadas para Francia, lo que ocasione que su pensamiento tuviese menos impacto en el exterior[16]. Sus ideas estarán dirigidas contra los propietarios, los cuales no intervienen en la producción, y a favor de las manufacturas, que considerarán estéril pero necesarias, y de la agricultura, que verán como única fuente de la riqueza neta, que deberá ser la única actividad que tribute.

Eliminar los impuestos a la clase productiva, acabando con la "Ferme générale"[17], e imputarlos a la riqueza neta[18], el ingreso de los propietarios, los cuales al no intervenir en la producción, servirán para que los impuestos no alteren la actividad económica. Así como liberalizar el comercio de la agricultura[19], principalmente la harina, eliminando toda cortapisa al comercio con ésta.

Por aquel entonces, François de L'Averdy, Controlador general de finanzas de Luis XV, decidió emprender las reformas que promovían los fisiócratas, liberalizando el comercio de cereales, lo que, junto a una mala cosecha en el mismo año, 1764, provocó la especulación y un alza de precios que generó en numerosos disturbios, llegándose a pensar que la propia monarquía estaba implicada en un pacto para subir los precios y matar de hambre a la población.

                                        

                                                                 "Le Fermier brûlé ou la famille pauvre"[20].


Tras la sucesión de Luis XV por su hijo, Luis XVI, Turgot, miembro del grupo de los fisiócratas y discípulo de Gournay[21], prosiguió con las reformas como Controlador general de las finanzas, reemplazando a Tarray, quien había tenido que eliminar partes de las reformas de François de L'Averdy, buscando eliminar la idea de que la corona había participado en el alza de precios. Reducción del gasto, evitando la quiebra de la corona, reformas en las diligencias y en la recaudación de impuestos, así como la vuelta a la liberalización del comercio de cereales en 1774. 

Sin embargo, en 1775, otra mala cosecha haría aumentar los precios y la especulación sobre los cereales, especialmente la harina, lo que provocó disturbios que, al ser respondidos con la represión violenta por parte de Turgot, hizo escalar el conflicto hasta provocar la “Guerra de la harina[22], preludio de la Revolución Francesa. 

Buscando la reforma profunda del Estado, Turgot terminaría implantando en 1776 seis decretos:

Supresión de los “corvées[23], del “droit de hallage[24], de las cajas Sceaux y Poissi[25], de los impuestos portuarios, de los gremios, y bajada de los aranceles. Sin embargo, la eliminación de los "covées"[26] y la supresión de los gremios, hicieron aumentar el rechazo, un rechazo que ya tenía por parte del parlamento, y que, sumado a su negación a intervenir en la independencia americana, provocaría su cese semanas después de los decretos.

Ciertamente, el intento reformador y liberalizador de los fisiócratas tendría consecuencias desastrosas, siendo un antecedente a la Revolución Francesa por su problemática y rechazada implantación. Sería precisamente después de ésta, cuando la influencia de los fisiócratas se vería reducida, dado que con la caída del monarca se perdía la institución desde la cual buscaban la eucrasia, el buen gobierno.

Du despotisme légal. Il devient nécessairement personnel mais sans aucun inconvénient pour les peuples. Combien il est avantageux aux Souverains. Parallèle de ses effets et de ceux du despotisme arbitraire. Grandeur et puissance des Souverains dans le despotisme légal. Il procure et assure le meilleur étatpossible au Souverain et à la souveraineté, ainsi qu'à la nation”[27].

 “L'ordre naturel et essentiel des sociétés politiques”, (1767). Leercier de la Riviere.




[1] La Compañía Británica de las Indias Orientales, fundada en 1600 sería la primera sociedad empresarial internacional. Su homóloga, holandesa, creada tan solo dos años después, fue la primera empresa internacional en revender acciones y bonos en un mercado local que acabaría siendo nombrado “bourse d'Amsterdam”.

Bourse”, de donde proviene el término bolsa debido a la plaza de Brujas donde se comerciaba desde época medieval, cuyo nombre era “Ter Buerse square”, referido a la familia “Van der Beurze”, quien poseía una posada junto a la plaza y cuyo blasón contenía tres bolsas de piel.

[2] "Solidaridad orgánica", término acuñado por Durkheim, corrompido hoy día.

"The Division of Labour in Society" (1893). Emilie Durkheim.

[3] Si bien el mercantilismo buscaba el aumento de la producción con un fin principalmente hacendístico, éste se realizaba mediante concesiones de monopolios y privilegios personales que excluían de su participación a la gran mayoría de burgueses.

[4] "Tan pronto como un hombre ha hecho una fortuna por el comercio, él se apresura a dejarlo para convertirse en noble. El capital que había adquirido pronto se disipa en la vida ociosa unida a su nuevo estado, o al menos está completamente perdido para el comercio."

[5] A Treatise of Taxes and Contributions” (1662), William Petty.

[6]Essay on the Nature of Trade in General” (1730), Richard Cantillon.

[7]Essays, Moral, Political, and Literary” (1758), David Hume.

[8] A través de autores como Forbonnais, relacionados con “L’Encyclopédie” de Diderot y D´Alembert, donde escribiría Quesnay por primera vez sobre temática económica.

[9] "Physiocracy", del griego physis (naturaleza) y kratia, de kratos (poder).

[10] “…los principios de la fisiocracia; es decir, del orden natural y social, basado en la necesidad física y la fuerza irresistible de la evidencia”.

[11] Revista fundada y dirigida por Nicolas Baudeau hasta 1768, donde lo remplazaría Nemours y en la cual escribirían autores como Quesnay, Mirabeau, Gournay o Turgot.

[12] Ya antes de la publicación del “Tableau”, Quesnay, quien escribía como anónimo, solía organizar y supervisar los escritos del grupo.

[13] Las primeras ediciones serían imprimidas en Versalles, participando el propio Rey en la escritura de la cuarta edición.

[14] Gracias a ella que conocería a Mirabeau.

[15]El fallecido M. de Gournay, un ciudadano excelente, respetable por su rectitud y su iluminación, y que nos fue arrebatado demasiado pronto, a veces dijo: "Tenemos en Francia una enfermedad que está causando estragos; esta enfermedad se llama buromania. Algunas veces lo convirtió en una cuarta o quinta forma de gobierno bajo el título de burocracia.”

[16] A pesar de ello, Lemercier de La Rivière sería invitado por Catalina II a Francia, y Gournay mantenía contacto con Guillermo III de Suecia y parte de la realeza danesa, quienes también tuvieron interés en sus ideas.

[17] Una “licencia” bajo la “Compagnie des fermiers généraux” que otorgaba la posibilidad de recaudar en nombre del rey, creada por Colbert en 1680.

[18] Serían defensores de la idea de impuesto único, que recaería sobre la producción neta.

[19] Dado que el Estado favorecía a ciertos productores, a los cuales protegía de la competencia, generando en un oligopolio.

[20]El granjero quemado o la familia pobre”. Representa a una familia durante la Guerra de la harina. François Philippe Charpentier.

[21]Éloge de Gournay”, (1759). A. N. Jacques Turgot.

[22] Dada la escalada del conflicto, al final se debió de suministrar alimentos y realizar un control de precios.

[23] A modo de impuesto en especie, era un trabajo no remunerado consistente en arreglar las carreteras.

[24] Un impuesto recaudado en las ferias que obstaculizaba el comercio de cereales.

[25] Encargadas de recaudar a través del comercio de animales, carne y pescado.

[26] Pretendiendo financiarlos mediante impuestos a todos los estratos sociales.

[27] “Despotismo legal. Se vuelve necesariamente personal pero sin ningún inconveniente para la gente. Qué tan ventajoso es para los Soberanos. Paralelo sus efectos y los del despotismo arbitrario. Grandeza y poder de los soberanos en el despotismo legal. Él procura y garantiza el mejor estado posible para el Soberano y para la soberanía, así como para la nación”.




[i] Recogida por el marqués de Argenson la anécdota de Legendre y Colbert en una publicación en el “Journal économique”, “Lettre à l'auteur du Journal économique au sujet de la Dissertation sur le commerce” (1751), haría que la anécdota empezara a popularizarse.

Dos años después, será V. Gournay, colaborador y discípulo de Quesnay, como maestro de Turgot, quien elaborará el término para definir los principios básicos de la escuela, que acabarán siendo tan célebres mundialmente.


“Ces deux mots, laisser faire et laisser passer, étant deux sources continuelles d’actions, seraient donc pour nous deux sources continuelles de richesses.”  
“Estas dos palabras, dejar hacer y dejar pasar, son dos fuentes de acción continua, serán por lo tanto para nosotros dos fuentes continuas de riqueza.”   

“Réflexions sur la contrebande" (1753). Vicent de Gournay.


[ii] El “Tableau économique”, lejos de ser una obra, es sólo un modelo económico, publicado en “Elemens De La Philosophie Rurale” (1763), libro escrito en coautoría con V. R. Mirabeau (padre del revolucionario Conde de Mirabeau), el modelo sería posteriormente reproducido en diferentes obras. Se desconocen la totalidad de las versiones realizadas antes de su publicación en 1763 y, si bien la primera edición fue impresa en Versalles en 1758 y la segunda enviada a Mirabeau, meses después el modelo terminaría llegando en diferentes versiones a sus más allegados antes de su publicación final.

Pretendía que fuera fácil de asimilar para terceros, para lo cual realizaría posteriormente también una versión simplificada, siendo su impulso más divulgativo que explicativo.


“J ’ai taché de faire un Tableau fondamental de l’ordre économique pour y représenter les dépenses et les produits sous un aspect facile à saisir, et pour juger clairement des arrangements et des dérangements que le gouvernement peut y causer, vous verrez si je suis parvenu à mon but.”
“He tratado de hacer una tabla básica del orden económico para representar gastos y productos de una manera fácil de comprender, y para juzgar claramente los arreglos y desarreglos que el gobierno puede causar, ya verás si he alcanzado mi objetivo”.

Carta a Mirabeau, Quesnay (1759).


El modelo clasifica entre clase productiva, estéril y propietaria, e imita el diseño de zigzag de un prototipo de reloj Congreve esbozado por Nicolas Grollier (quien también tenía diseños semejantes de máquinas hidráulicas) dado que Quesnay, cirujano de profesión, veía la circulación económica a semejanza de la circulación sanguínea del cuerpo, proceso que ya había estudiado con anterioridad (conocería la teoría de la circulación sanguínea a través de William Harvey, donde el corazón actúa para hacer llegar a los distintos órganos la sangre, reciclando también parte de ésta), Observations sur les effets de la saignée (1730) y “L'Art de guérir par la saignée” (1736).


Del “Tableau”, se puede sacar la siguiente conclusión:

"Analyse de la formule arithmétique du tableau économique de la distribution des dépenses annuelles d’une nation agricole", François Quesnay. 
Publicado en "Journal de l´agriculture, du commerce et des finances" (junio, 1766).


La clase productora produce con una inversión de 2 mil millones 5 mil millones.

La clase estéril compra materias primas a la clase productiva por valor de mil millones, que adquirirán valor de 2 mil millones.

La clase productora, con una producción de 5 mil millones, venderá 3/5 y gastará 2 mil en concepto de renta a los propietarios y, de los 3 mil que quedan, mil en la clase estéril (manufacturas), quedándose 2 mil que irán a financiar la producción siguiente, tal y como empezó.

Los propietarios con los 2 mil millones de la clase productora, emplearán mil en la clase productora y otros mil en la clase estéril (manufacturas).

La clase estéril a su vez, de los 2 mil millones ingresados por las manufacturas, gastará mil millones (procedentes de la clase propietaria) en comprar materias primas para el siguiente periodo y mil millones (procedentes de la clase productiva) en sustentarse, produciéndose el cierre contable.




La clase productiva ha producido 5 mil millones, gasta 2 mil en los propietarios, renta, y mil en la clase estéril, manufacturas, guardando 2 mil millones (columna primera). De su producción de 5 mil millones, guarda 2 mil millones para ella misma, mil millones son consumidos por los propietarios y 2 mil millones por la clase estéril, manufacturas y sustento (fila primera).

Los propietarios, gastan mil en la clase productiva y mil en la clase estéril (columna segunda), los cuales han sido financiados por la renta que paga la clase propietaria (fila segunda).

Por último, la clase estéril, con la producción de 2 mil millones de manufacturas, consume mil millones en concepto de materias primas y otros mil millones para sustentarse, ambos de la clase productiva (columna tercera). Sus manufacturas, serán consumidas por la clase productora y la clase propietaria a partes iguales (fila tercera).

De este modo, toda compra de producto queda compensada por una venta, excepto, para la clase propietaria. La clase productora produce 5 mil millones, utilizando 3 mil millones para sustentarse (2 mil millones de ahorro y mil millones de manufacturas), produciéndose un excedente, 2 mil millones, los cuales sirven para sustentar a la clase propietaria, la cual sin participar en la producción consume parte de ella. Es a este excedente de 2 mil millones, a lo que Quesnay y los fisiócratas valorarán como producción neta.

“LES AVANCES ANNUELLES de la classe productive, montantes à deux milliards qui ont produit cinq milliards, dont deux milliards sont en produit net ou revenu... 
La marche de ce commerce entre les différentes classes, & ses conditions essentielles ne sont point hypothétiques. Quiconque voudra réfléchir, verra qu’elles sont fidèlement copiées d’après la nature : mais les données, & l’on en a prévenu, ne sont qu’une hypothèse…  
Celles d’où nous sommes partis fixent la règle la plus constante dans l’ordre naturel, à cinq milliards la reproduction totale que la classe productive fait renaître annuellement avec deux milliards d’avances annuelles sur un territoire tel que celui que nous avons décrit. Selon cette hypothèse, les avances annuelles reproduisent deux cent cinquante pour cent”. 

“Los avances anuales de la clase productiva, que ascienden a dos mil millones que produjeron cinco mil millones, de los cuales dos mil millones son producción neta o ingreso... 
El curso de este comercio entre las diferentes clases y sus condiciones esenciales no es hipotético. Cualquiera que reflexione, verá que están fielmente copiados de la naturaleza: pero los datos, y esto ha sido advertido, son sólo una hipótesis… 
Por lo tanto hemos establecido la regla más constante en el orden natural, con una reproducción total de cinco mil millones, la clase productiva renace anualmente con dos mil millones en avances en un territorio como el que nosotros hemos descrito. Según esta hipótesis, los avances anuales reproducen doscientos cincuenta por ciento”.


Posiblemente, Quesnay concebía el sistema económico como el propio cuerpo humano, no reduciéndolo únicamente al circuito sanguíneo, como se cree. En el “Tableau”, las distintas clases sociales serían entonces, como los distintos órganos del cuerpo, los nodos que, a través de las rutas comerciales, representadas por aristas y que serían las venas y arterias del cuerpo, realizan el intercambio de los bienes, los cuales serían la sangre misma.

Así como del corazón fluye la sangre, de la clase productiva emanará la riqueza, y será a través de las venas y arterías, las rutas comerciales, por donde ésta circule a los distintos órganos, el resto de clases sociales. 

Sería por esto que el “Tableau”, lejos de ser un circuito con la riqueza asentada a modo de móvil perpetuo, tiene un ordenamiento jerárquico, con principio y fin, de arriba abajo, emergiendo la riqueza en la clase productiva, el corazón, desde donde es repartida al resto de clases, la industrial, estéril, y la terrateniente, propietaria. Por último, el Estado, personificado en Quesnay y la monarquía, sería el médico, interviniendo quirúrjicamente al paciente procurando el mejor funcionamiento del cuerpo, y produciendo el sangrado de los órganos innecesarios, la clase propietaria.

“La nation est réduite à trois classes de citoyens : la classe productive, la classe des propriétaires et la classe stérile. 
La classe productive est celle qui fait renaître par la culture du territoire les richesses annuelles de la nation, qui fait les avances des dépenses des travaux de l'agriculture, et qui paye annuellement les revenus des propriétaires des terres. 
On renferme dans la dépendance de cette classe tous les travaux et toutes les dépenses qui s'y font jusqu'à la vente des productions à la première main, c'est par cette vente qu'on connaît la valeur de la reproduction annuelle des richesses de la nation.
La classe des propriétaires comprend le souverain, les possesseurs des terres et les décimateurs. Cette classe subsiste par le revenu ou produit net de la culture, qui lui est payé annuellement par la classe productive, après que celle-ci a prélevé, sur la reproduction qu'elle fait renaître annuellement, les richesses nécessaires pour se rembourser de ses avances annuelles et pour entretenir ses richesses d'exploitation.
La classe stérile est formée de tous les citoyens occupés à d'autres services et à d'autres travaux que ceux de l'agriculture, et dont les dépenses sont payées par la classe productive et par la classe des propriétaires, qui eux-mêmes tirent leurs revenus de la classe productive”.

“La nación se reduce a tres clases de ciudadanos: la clase productiva, la clase de los propietarios y la clase estéril. 
La clase productiva es la que hace renacer mediante el cultivo del territorio las riquezas anuales de la nación, la que hace los avances de los gastos de los trabajadores de la agricultura, y que anualmente paga los ingresos de los propietarios de las tierras. 
Nosotros hacemos depender de esta clase a todos los trabajados y todos los gastos que se realizan hasta la primera venta de las producciones, es por esta venta que conocemos el valor de la reproducción anual de las riquezas de la nación 
La clase de propietarios comprende al soberano, los poseedores de las tierras y a los diezmadores. Esta clase subsiste por la renta o producto neto del cultivo, que es pagado anualmente por la clase productora, después de que ésta haya tomado, de la producción que hace nacer anualmente, las riquezas necesarias para recuperar sus adelantos anuales y para mantener sus riquezas de explotación. 
La clase estéril está formada por todos los ciudadanos que se ocupan de otros servicios y trabajos no agrícolas y cuyos gastos son pagados por la clase productiva y por la clase de los propietarios, quienes a su vez derivan sus ingresos de la clase productiva”. 

 Ésta nueva concepción del “Tableau économique”, no sólo da a Quesnay plena actualidad, lejos de esa percepción de teoría pasada, vetusta, como se mantiene hoy, sino que más aún, la analogía de cuerpo humano y cuerpo económico hace posibles reinterpretaciones modernas pudiendo englobar otras teorías.


La clase terrateniente (Ricardo) o capitalista (Marx) como parásitos, o la médula ósea, germen de la sangre y sostén del cuerpo humano, como fuente de la riqueza y sostén del cuerpo económico (economía ecológica de Georgescu-Roegen), como expresaría en sus máximas.

 “III. – Terre, Agriculture, SOURCE UNIQUE DE RICHESSES”. 
“III. – TIERRA, AGRICULTURA, FUENTE ÚNICA DE RIQUEZAS”.

“Maximes générales du gouvernement économique d'un royaume agricole, et notes sur ces maximes” (1758). Quesnay. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario