Este es el blog de la asociación Autonomía y Bienvivir, no dejes de visitar nuestra página web, para conocer nuestro ideario: Visitar página web

martes, 15 de mayo de 2018

Ideas, redes, sinergias… en NESI Clima para transformar nuestras ciudades, nuestra sociedad ante los desafíos ambientales presentes

“Lo único que nos va a salvar de verdad es una revolución social hecha por las personas; la gran opción es ser colaboradores.”
 Diego Isabel La Moneda, director Foro NESI

“Creamos redes, hablamos en términos de cooperación y no de competición. Hacemos visible que dentro de la economía social hay proyectos viables que demuestran otra forma de hacer las cosas.”
Erika Martínez, Departamento de comunicación de la Cooperativa Goiner y portavoz de EQUO-Berdeak

“Seguimos midiendo con los indicadores del pasado. Las nuevas economías necesitan nuevos indicadores.”
Kristina Apiñaniz, directora general de ACLIMA- Basque Environment Cluster

“En la naturaleza no hay árboles de 10 km, los ecosistemas son diversos, el crecimiento per se no tiene sentido. [..] Tenemos que entender que lo que tiene que crecer son las ideas.
Albert Cañigueral, conector Ouishare para España y América Latina

“Necesitamos cambiar el concepto de lo público -lo que hace la administración- frente al concepto de lo colectivo, aquello en lo que debemos interactuar e implicarnos todas.”
Reyes Montiel, directora de gabinete del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento y cofundadora de EQUO

La economía circular NO es la gestión de residuos sino la búsqueda mucho más ambiciosa de mecanismos socio-económicos que regeneren los ecosistemas naturales y promuevan el bienestar, salud y felicidad de todo ser vivo.”
Nicola Cerantola, fundador de Ecologing

 “Hay que construir una cultura de lo común y aprender a organizarnos; pasar de la protesta a la propuesta.”
Iñaki Alonso, arquitecto y vicepresidente de la cooperativa Teatro del Barrio

“La política clásica de arriba hacia abajo ya no funciona, ahora hay una relación más horizontal.”
Dirk Holemans, concejal verde en Gante (Bélgica) y director del think-tank Oikos

“El cambio de modelo es posible. Como dato, las cooperativas que existen en el mundo dan el doble de empleos que el que aportan las transnacionales. […]  Las multinacionales no son el modelo de empresa de futuro para esa sociedad que necesita de caminos de transición hacia nuevas economías.”
Carlos Askunze, coordinador de REAS Euskadi-Red de Economía Alternativa y Solidaria

“Hay cuestiones que no se pueden medir con indicadores cuantitativos. Son necesarias herramientas e indicadores cualitativos: valores emocionales”
Javier Goikoetxea, socio fundador de BIKOnsulting y conector en NESI Euskadi

                 Kenneth Boulding: La locura del economista de Hackobo. Licencia Creative Commons BY-NC-ND

Durante los pasados días 8 y 9 de mayo se celebró en Vitoria el encuentro NESI Clima intentando encontrar respuestas, principalmente entre otras, a estas tres preguntas:

  • ¿Cómo pueden las nuevas economías contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático en las ciudades?
  • ¿Qué propuestas y buenas prácticas concretas ofrecen?
  • ¿Cómo aplicarlas en sectores clave como energía, industria, movilidad, urbanismo, construcción, turismo, consumo o las finanzas? 

En este evento público se dieron cita más de un centenar de personas para difundir e intercambiar ideas, extender redes y crear sinergias de manera colaborativa.


EMOCIONES PARA EMPEZAR A MOVERNOS


Qué mejor lugar que Vitoria para mostrar esta transformación y evolución, sobre todo en las dimensiones simbólica y de comportamiento, como bien nos mostraba entusiastamente Nerea Melgosa, concejala de empleo y desarrollo económico sostenible de Vitoria:

“Somos Capital Verde Europea, somos desde hace décadas un referente entre las ciudades que hacen del medio ambiente una pieza fundamental en la calidad de vida de la ciudadanía. Hemos llevado a cabo toda una revolución en nuestro modo de movernos, apostando por el transporte público y la bicicleta. Venimos llevando a cabo políticas de cohesión que son la base de la sostenibilidad social, donde las personas se vuelven el eje fundamental de la acción local. Estamos siendo pioneros en innovación social y también en proyectos de co-participación y co-creación. Todo ello justifica especialmente que hoy seamos escenario más adecuado para esta jornada.”

Si tras el primer encuentro NESI celebrado el año pasado en Málaga, en el cual se estableció la esperanza de una nueva economía a través de la Carta de Málaga, hoy podemos hacer nuestra la siguiente cita atribuida a Diógenes el Cínico, “El movimiento se demuestra andando”. Son numerosos pasos hacia nuevas economías que en los último años y cada vez más a menudo vienen visibilizandose. Economías como la economía azul, la economía solidaria, la economía circular, la economía del Bien Común, la economía rosquilla o “donuts”, la economía colaborativa desde el cooperativismo, etc. y tantos otros movimientos como los Comunes, el decrecimiento, los pueblos de transición, las eco-aldeas, el trueque, la banca ética, organizaciones medioambientales, etc., que se aúnan bajo el lema “Una economía al servicio de las personas y el planeta”.


             Fuente: Economía azul. Red emprendeverde 

Y de eso trató fundamentalmente el NESI Clima, de los pasos y movimientos a través de ejemplos y buenas prácticas (y no ficciones sobre papel) que ya están funcionando ahora mismo para cambiar el actual statu quo de la economía dominante que beneficia a unos pocos y perjudica a muchos y al planeta entero. Este Planeta, que como ente vivo y dinámico en el que nos incluimos las personas, viene proporcionándonos sus servicios medioambientales, principalmente, para el mantenimiento de la vida presente y futura.

Sin embargo, la percepción de mucha gente, sobre todo mediatizada por los grandes medios de comunicación, puede indicar que no hay cambios hacia ese nuevo paradigma, o al contrario, esa percepción les parece mostrar que nos alejamos de él. Aquí también podríamos volver hacer nuestra la cita atribuida a Galileo Galilei “E pur si muove (Y sin embargo se mueve).” Muestra de que se mueve será un pequeño listado o muestra de ejemplos y prácticas, que vienen al final de este artículo, propuestos por distintas organizaciones del ámbito civil, de innovadores sociales, de distintos ayuntamientos, etc, que van saliendo a la luz para mover esa ventana de “Overton” hacia ideas impensables o radicales. Tal como decíamos en este blog en el artículo posterior al NESI 2017 de Málaga, es necesario que movamos esa ventana de “Overton” para que todas esas ideas y proyectos en funcionamiento empiecen a ser aceptables para una gran mayoría, del mismo modo que en su tiempo, siglos XIX y XX, el movimiento anti-esclavitud, el movimiento de las mujeres, el movimiento antiapartheid, el movimiento LGBT, etc., pasaron de ser impensables o radicales a ser aceptados por la mayoría.

Finalmente, para cerrar esta trilogía de citas de movimiento, resaltamos está otra cita, “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, atribuida a Gandhi, pero sin evidencias de primera mano de que fuera textualmente suya. Probablemente sea una síntesis de un texto suyo escrito en 1913 que decía:

“Nosotros solo reflejamos el mundo. Todas las tendencias presentes en el mundo exterior se encuentran en el mundo de nuestro cuerpo. Si pudiéramos cambiarnos, las tendencias en el mundo también cambiarían. Cuando una persona cambia su propia naturaleza, también cambia la actitud del mundo hacia él. Este es el misterio divino supremo. Es una cosa maravillosa además de fuente de nuestra felicidad. No necesitamos esperar a ver lo que otros hacen.” (traducción propia)

Y de esto también se habló en el NESI Clima, de la transformación personal, de ese movimiento que empieza en cada persona cuando las cosas no parecen que vayan bien. Como bien decía Javier Goikoetxea, es necesario cierta paciencia para afrontar este tipo de cambios. “Si doblas muy rápido la rama de un árbol puede que se rompa.”, así que cada persona tiene sus ritmos y como contaba a través de su experiencia los cambios empiezan a producirse motivados por “accidentes”. Palabras muy reveladoras de Goikoetxea que nos revelan que mayormente los cambios vienen a través de perspectivas correctivas y no de perspectivas preventivas. Estas última actuarían, más bien, desde la prudencia o sabiduría, porque del mismo modo que no hay un planeta B, tampoco existe una persona B idéntica a nosotros que vaya a ocupar nuestro puesto. Sin embargo, parece que nos gusta experimentar lo que les sucede los demás, en propia carne y  de modo masoquista, para poder entrar de algún modo en la rueda del cambio.

Y en esta labor personal, de auto conocimiento o auto transformación, en este encuentro en Vitoria, abierto a nuevas ideas, redes y sinergias me he encontrado con un más que interesante libro que si lo hubiera leído antes, estaría en esa lista de libros del bienvivir de 2017. Se trata del libro “Transitando la Matrix: construyendo el cambio que queremos ver en el mundo”



Este libro, escrito por Leire Iriarte, que es además es una de las impulsoras de la herramienta comparadora de empresas  Consuma Consciencia, puede ser descargado gratuitamente en la página transitándonos. A través de una reflexión activa y una acción reflexiva se van destapando las distintas contradicciones por las que nos lleva en la vida esa Matrix metafórica de valores y creencias arraigados en nuestro subconsciente.

Asimismo, de esos valores y esas creencias establecidas y acomodadas que nos impiden movernos hacia lo que aquí nombramos como bienvivir o hacia un bienestar responsable como ciudadanos globales, nos hablaron parcialmente Carlos Askunze y Nicola Cerantola. Así Carlos nos decía:

 “Hay una equiparación entre precio y valor que es muy dañino. En el sistema actual los ciudadanos tienen un precio muy pequeño pero un gran valor.”
Y Nicola afirmaba que:
“Si quitamos el postureo y nos quedamos en lo esencial, nos daremos cuenta de que no necesitamos el 80% de las cosas.”

COGNICIONES PARA RECONOCER LOS MAPAS

Después de este enfoque más emocional y transformativo y antes de dar paso a ese marco más práctico y de acción, con ese apéndice de buenas prácticas, me enfocaré en ese marco más cognitivo o mental que nos ofrecía la herramienta DSRP (Distinción, Sistema, Relación y Perspectiva) que explicábamos en este artículo.



Por una parte, creo que uno de los objetivos de NESI es hacer visibles e ir transitando hacia esas nuevas economías que ya están funcionando y que se distinguen (D) de esta vieja economía en la que estamos embebidos y que nos está produciendo tanto malvivir. Para algunos más puristas o idealistas, quizás estos pasos puedan no ser suficientes para evitar un colapso antes de esa deseada transición. Quizás puedan tener cierta razón, pero realmente existen muchos y fuertes obstáculos que evitan un desarrollo rápido hacia esa transición, como pudiera ser la inercia del sistema, los poderes fácticos del statu quo, los grandes medios de comunicación y otros muchos factores que dificultan mover esa ventana de “Overton” hacia ideas más radicales. Como dice el dicho “Roma no se construyó en un día” y un nuevo paradigma necesita la construcción y transformación de muchos edificios “personales” para llegar a una masa crítica de ciudadanos que ya puedan convivir en una ciudad saludable.

Desde un punto de vista de pensador sistémico, los tres factores que creo que hay que tener en cuenta en el sistema (S) son: nuestra dependencia del camino, la sensibilidad del contexto y la dirección por valores. Estos tres factores, interrelacionados entre ellos mismo y sobre los que disertaré ampliamente en un próximo artículo, son esenciales para intentar ver el sistema completo. Por un lado, desde nuestro pasado, llevamos una inercia o una dependencia del camino recorrido que no es fácil girar bruscamente como nos decía Javier Goikoetxea. Por otro lado, desde el futuro vemos esos valores, mayormente intrínsecos, sobre los que deberíamos dirigirnos. Finalmente, esos caminos del pasado y del futuro se encuentran en el presente que es totalmente diferente según el entorno, es decir, es sensible al contexto, tanto en cada persona como en cada ciudad, sociedad o cultura. No existe un mismo modelo en la nueva economía que se pueda adaptar a todos los espacios. Cada espacio, cada persona lleva implícito su propia diversidad y experimenta de forma distinta las nuevas ideas.

Así, cada cambio que una nueva idea se introduce en un lugar crea una nueva relación (R). Una relación que puede ser más saludable como la que indicaba Christian Iaione, del LabGov (LABoratory for the Governance of the Commons) con su ejemplo de que el 60% de las parcelas abandonadas de Nueva York se han convertido en jardines comunitarios. Así mismo, los cambios de otras nuevas ideas también pudieran crear relaciones no tan saludables y estos efectos requerirían a su vez de nuevos cambios. Por ejemplo, los efectos nocivos de la economía colaborativa en pisos turísticos que produce a su alrededor tales como la subida de alquileres, gentrificación de las ciudades, masificación de turistas etc.

Finalmente, la nueva economía se puede ver desde diferentes perspectivas (P). Del mismo modo que la visión del bienvivir, de la felicidad o del nuevo paradigma, la intento ver a través de estos diez nodos o perspectivas, NESI Clima ha sido planteado para verlo a través de ocho sectores claves como la energía, la industria, la movilidad, el urbanismo, la construcción, el turismo, el consumo o las finanzas. Es a través de esas perspectivas más amplias, uniendo todos esos puntos o sectores, lo que puede dar resultado unas significativas mejoras tanto para las personas como para el planeta.


ACCIONES PARA SEGUIR CAMINANDO

Esta última sección está dedicada a esas buenas prácticas, a enumerar y enunciar esas acciones específicas que nos mueven hacia un nuevo paradigma. Como alguna vez digo, la rueda ya está inventada y a veces se vuelve a reinventar en otro sitio con cierto esfuerzo. Si alguien no nos lo informa antes, quizás pudiésemos haber ahorrado algún esfuerzo, aunque en el fondo el aprendizaje se llevará siempre por dentro. Así Albert Cañigueral nos dice:



Esa nueva solución puede ser replicada idénticamente o puede ser adaptada, como antes reseñaba, según la sensibilidad del nuevo contexto donde se sitúe.

Antes de enunciar, quince interesantes ideas o prácticas de las muchas que se citaron, pondré mi granito de arena con una posible solución que ya propuse en un artículo escrito el año pasado y que aquí en este nuevo contexto de ciudades sostenibles y concienciadas podría encajar perfectamente. Y más en Vitoria, con todos esos pasos que ya ha dado, además de que ahora es muy posible que algunos de los asistentes al NESI Clima por parte de las administraciones públicas puedan estar leyendo esto. Como bien planteaba en ese artículo, una caminata a través del tiempo, esta podía ser una experiencia guiada  y que nos hace conscientes de ese camino hacia un nuevo paradigma donde empecemos a valorar y tener en cuenta a la Tierra. Es decir, empatizar con ella caminando los aproximadamente casi 4600 millones de años de vida que tiene a través de un paseo de 4,6 Km (1metro /millón de años) podía sensibilizarnos de su verdadera importancia. Esta experiencia concreta podría ser bien llevada por un experto ambientalista que nos va relatando los grandes hitos históricos de la Tierra y sus seres vivos hasta la llegada de la humanidad o bien ser una experiencia más estática a través de carteles o paneles. Este último proyecto, establecido a través de un recorrido de unos 4,6km y mayormente a través de zonas verdes, podía ser una perfecta guinda para Vitoria como ciudad Verde ya que posee infinidad de recorridos para elegir. Textualmente decía:

“Estos carteles y mediante sugerencia de los correspondientes departamentos educativos hacia sus ayuntamientos podrían ponerse a lo largo de un recorrido o parque de esas municipalidades. Con ello se puede obtener diferentes sinergias en los diferentes nodos del bienvivir: salud (caminar, ejercicio en naturaleza), desarrollo personal (autoconciencia), familia (paseo de ocio en familia), trabajo (realización material del proyecto), comunidad (ser una de las pioneras en ofrecer algo novedoso y útil), economía (visitas a las localidades que lo ofrecen), medio ambiente (conciencia ecológica global) ...”
Ahí dejo el testigo de esa posible buena práctica que bien Vitoria u otra ciudad tenga la voluntad de poder implantar ya que no es una práctica excluyente entre ciudades sino totalmente complementaria y replicable. 

Y finalmente estas son la quince iniciativas o ideas de buenas prácticas que he seleccionado para explorar e inspirarse:

Repair Café: Los Repair Cafés son lugares de libre acceso donde todo gira en torno a reparar cosas (juntos). En el lugar donde se lleva a cabo el Repair Café hay herramientas y materiales disponibles para reparar toda clase de objetos: ropa, muebles, aparatos eléctricos, bicicletas, juguetes… y un grupo de voluntarios con conocimientos y habilidades para reparar toda clase de artefactos. La idea es que la gente traiga sus objetos rotos y los repare en el Repair Café con la ayuda de los expertos. Así todos los días hay algo nuevo que aprender. Y quien no tenga nada que reparar, puede ir a tomar una taza de té o café. o a ayudar a otros con su reparación. Incluso puede ir a inspirarse con nuevas ideas extraídas de los libros de reparación que encontrará en la mesa de lectura.

Lendi APP: Pide, Comparte, Conecta. Es una APP para pedir prestado cualquier objeto que necesites a los vecinos de tu barrio.

OLIO: OLIO conecta a los vecinos entre sí y con las empresas locales para que el excedente de alimentos se pueda compartir y no desperdiciarse. Esto podría ser comida cercana a su fecha de caducidad de las tiendas locales, vegetales que uno mismo cultiva, pan de la panadería o alimentos que están en tu frigorífico y que también se vayan a caducar pronto. Además, OLIO también puede usarse para artículos domésticos no alimentarios.

LabGov (LABoratory for the GOVernance of the City as a Commons) (Laboratorio de Gobernanza de la ciudad como un Común): es un lugar de experimentación en todos los aspectos. Sin embargo, en lugar de alambiques y tubos puedes encontrar estudiantes, académicos, expertos, activistas que piensan y discuten sobre las futuras formas por las que puede reconducirse las instituciones sociales, económicas y legales de la ciudad.

POC21: fue un encuentro de innovación durante cinco semanas para construir una nueva generación de productos sostenibles que fueran sexy como Apple y abiertos como Linux. Su objetivo final era superar la cultura destructiva del consumidor y convertir los productos sostenibles de código abierto en la nueva norma. En el transcurso de esas 5 semanas desarrollaron 12 tecnologías de estilo de vida sostenible y construyeron una comunidad internacional de innovadores y colaboradores que continúa creciendo. Fue posible gracias a la pericia conjunta de las redes Ouishare (Paris) y OpenState (Berlín).

Open Models, modelos de negocio de la economía abierta: Es un libro descargable gratuitamente, resultado de una investigación colaborativa liderada por Without Model. 53 expertos contribuyeron dando su punto de vista, escribiendo artículos, presentando o animando eventos en torno a 6 temas: arte y cultura, software, educación, ciencias, diseño industrial y datos. Esos expertos, investigadores, filósofos, empresarios, desarrolladores, escritores, agentes públicos, activistas, gerentes corporativos o diseñadores ofrecen su visión a lo largo del libro sobre los modelos abiertos.

Basaldea: fomento de la agricultura ecológica en Vitora-Gasteiz.  El proyecto Basaldea es un conjunto de actuaciones que persiguen el impulso de la agricultura ecológica local, a través de:
  • La formación profesional de jóvenes en el campo de la agricultura, así como apoyos y recurso necesarios para iniciarse profesionalmente en la horticultura ecológica.
  • La creación de un semillero de empresas agrarias que pueda servir para animar a jóvenes promoteres agrarios.
  • La puesta en marcha de un canal de distribución y comercialización de productos ecológicos.
  • La sensibilización sobre el valor añadido que suponen los productos ecológicos y el consumo de producto local.

Zabalortu, huertos urbanos en Zabalgana, Vitoria-Gasteiz: es una asociación de vecinos del barrio de Zabalgana, interesados en el barrio, en la idea de vida de barrio, además de compartir un enfoque en cuanto a la alimentación saludable, ecológica y de calidad. Además de estas premisas les une el interés de cohesionar el entramado urbano del barrio y facilitar las relaciones sociales entre los vecinos en nuevos espacios de interacción. Así pues, se juntaron un día con la idea de construir unos huertos urbanos auto gestionados donde se diera cabida a sus inquietudes y pudieran aportar al barrio un entorno de relación, aprendizaje y socialización.
GEAccounting Global Economic Accounting: es una agrupación de interés económico sin ánimo de lucro, que pretende crear una comunidad de usuarios interesados en la contabilidad social. La Metodología que han desarrollado permite monetizar el valor social que generan las organizaciones.
Entrepatios: es una cooperativa de vivienda en derecho de uso que pretende construir alternativas al mercado especulativo inmobiliario con criterios sociales y ambientales. La organización nace en Madrid y dispone de dos promociones que ya cuentan con solar (Las Carolinas y Vallekas) y un tercer grupo en formación.
Ecrowd!: plataforma de crowdlending, financiación colectiva, rentabilidad con impacto positivo. Especialmente dirigido a producir impacto positivo en sectores como el agua, la economía circular, la salud, la educación, las comunidades, la movilidad, la alimentación y la energía.
Local Governments and the sharing economy. (Gobiernos locales y la economía colaborativa): Es un informe descargable gratuitamente. La economía colaborativa no es intrínsecamente sostenible, pero los gobiernos locales pueden ayudar hacerlo más sostenible. Los gobiernos locales se enfrentan a un tsunami de actividades de la economía colaborativa. Esta hoja de ruta ayuda a los gobiernos locales de América del Norte a participar estratégicamente para fomentar ciudades más sostenibles. También es útil para audiencias que incluyen personal de la ciudad, políticos locales, profesionales de la sostenibilidad e innovadores de la economía colaborativa, críticos y simpatizantes de ese tipo de economía.
Sharitories: es un proyecto que descubre la idea de ciudades medianas colaborativas. Hay un informe en francés e inglés descargable gratuitamente sobre este proyecto. En él identifican cuatro tipos de prácticas de colaboración para el desarrollo de ciudades medianas:
  • -         Consumo colaborativo: circuitos más cortos, agrupación de bienes y servicios, redes de proximidad…
  • -         Producción distribuida: espacios de fabricación (fablabs) y áreas de trabajo compartidas (coworking), reciclaje…
  • -         Crowdfunding: plataformas locales de crowdfunding…
  • -         Gobernanza compartida: co-construcción de políticas públicas, participación ciudadana…

Explorando ocho ciudades en toda Europa, Sharitories tiene como objetivo proporcionar una visión exigente y no exhaustiva de las prácticas de colaboración específicas de esos territorios. El marco de referencia de esos ochos casos de estudio proporciona cierta reflexión y cierta determinación para actuar consecuentemente.
Circular Amsterdam: Este programa de innovación circular presenta un marco de procesos de innovación en la ciudad de Amsterdam. Los proyectos que allí se dan establecen una base sólida entre sí, no solo al aumentar el conocimiento en la economía circular, sino también al experimentar lo que significa la transición de una economía lineal a una circular, y lo que esta transición requiere o no, en términos de control y política, con el fin de acelerar y ampliar hacia una Amsterdam Circular. ¡Aprenden haciendo!
Málaga como te quiero: Es un programa conjunto del Ayuntamiento de Málaga y Limasa que pretende incidir sobre la responsabilidad vecinal en la limpieza e imagen de los espacios públicos de nuestra ciudad. Se centra en el papel del individuo como agente activo y cuyos conocimientos y comportamientos determinan, en último término, las condiciones ambientales de nuestra ciudad. Plantea la educación para el cambio social como única solución real a los problemas ambientales del sistema urbano y el enfoque hacia la capacitación para la acción de las personas. Ayuda a los vecinos a analizar sus contextos, los problemas que se encuentren en ellos y poder tomar decisiones encaminadas a la resolución de estos problemas y que focaliza en esa primera fase en el estado de limpieza de la ciudad.

Artículos en los media sobre NESI CLIMA


Artículos de este blog con temática similar que te pueden interesar:

NEF (New Economics Foundation): un faro británico con ideas brillantes yfundamentales para el Bienvivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario