Este es el blog de la asociación Autonomía y Bienvivir, no dejes de visitar nuestra página web, para conocer nuestro ideario: Visitar página web

lunes, 12 de octubre de 2015

Una modesta utopía

Estamos viviendo una época crucial a partir de la cual la disponibilidad de recursos energéticos decrecerá de manera inexorable condicionando nuestro futuro. Sin embargo gran parte de lo que ocurra dependerá de la respuesta que demos como sociedad a ese destino. ¿Cómo afrontarlo? Lo primero que deberiamos tener en cuenta es que el despilfarro de los recursos no está siendo útil para la satisfacción de nuestras necesidades humanas, más bien la contrario, no impide que vayamos a peor de forma de momento lenta pero constante ¿Y acaso el choque con los límites del planeta no indica que en los tiempos de abundancia energética nos hemos conducido de modo inadaptado si no enfermizo? Para responder a este dilema necesitamos plantearnos algún futurible ideal que nos sirva de contraste. Al igual que la ciencia avanza aventurando hipótesis que se refutan o se validan, es posible utilizar el pensamiento utópico como herramienta para intentar descubrir cómo sería una vida en común adaptativa y saludable. En este caso la verificación, irreductible a las mediciones y al cálculo, deberá buscarse en el consenso a partir de una deliberación pública prolongada en el tiempo. Pero una utopía debe ser sobre todo inspiradora. Sólo podremos dar una respuesta adecuada al porvenir renovando el imaginario que nos permite organizarnos en algún sentido compartido.

Desde la asociación Autonomía y Bienvivir hemos decidido abordar modestamente este reto proponiendo una utopía concreta junto a una reflexión sobre el pensamiento utópico. Fruto de este trabajo colectivo es el artículo que enlazamos a continuación y que ha sido publicado en el blog de Antonio Turiel, The Oil Crash

http://crashoil.blogspot.com.es/2015/09/una-modesta-utopia.html
http://crashoil.blogspot.com.es/2015/09/una-modesta-utopia.html

A su vez el artículo ha dado lugar al siguiente debate radiofónico que recogió el Colectivo Burbuja en su programa Ampliando el debate:



Una de las claves de nuestra utopía es que su definición no clausura su sentido construyendo un mundo cerrado en el que ya no quepa modificar nada. Más bien al contrario, quienes la viviesen podrían acceder a su código y mejorarla o revocarla, y esto es parte de su esencia. Si pretendemos una sociedad formada por ciudadanos maduros y autónomos, estos deben ser plenamente conscientes de lo que vamos construyendo entre todos, sin que se diluya su autoridad sobre ello ni su sentido de la responsabilidad. Y por ese mismo motivo, la propia construcción de las utopías, y en particular nuestra modesta utopía, requiere idealmente la participación de todos, por ello os invitamos a todos a enviarnos vuestras sugerencias al respecto, o incluso hacerlo desde dentro de la asociación. Sirva esta reflexión como llamamiento al desarrollo de un pensamiento utópico que nos ayude a vislumbrar con realismo el mejor camino posible.

---

Actualización:
"desde un comienzo dijimos que la utopía estaba abierta a la colaboración de todos, de ahí nuestro empeño en debatirla, y de ese debate han surgido las primeras modificaciones. Gracias a la aportación de..."

6 comentarios:

  1. Me gusta la idea de la “utopía” como herramienta, como si fuera una brújula que indica dirección pero no el lugar exacto. Coincide la idea con la propuesta de Otto Scharmer de aprender del futuro. http://autonomiaybienvivir.blogspot.com.es/2015/09/presencing-institute-educacion-para-el.html Es decir, construimos el futuro bien adaptando y mejorando lo que hemos hecho en el pasado, lo que yo llamaría una mejora continua, o bien como propone Otto, traer el futuro hacia el presente, lo que implica una innovación, un cambio de paradigma ya que al contrario de la mejora continua, muchos elementos se re-estructuran dando lugar a otro sistema totalmente diferente. Esa utopía o ideas del futuro ya se están aplicando, lo que en el modelo de Otto son los prototipos, es decir, creaciones y experiencias físicas como los movimientos de transición, la economía del bien común, etc… Se está empezando a caminar hacia allí aunque todavía no se ha llegado. La siguiente herramienta que seguiría a la utopía y a los prototipos sería el mapa. Mapear todas esas iniciativas que caminan hacia la utopía, permite localizar los posibles caminos a seguir, así uno no parte desde cero y aprovecha los surcos abiertos por otros. Esa herramienta (mapa) permitiría aprovecharnos de la sinergia e inteligencia colectiva de las diferentes iniciativas.

    ResponderEliminar
  2. Las metas que proponéis no son utópicas. Utópicas son los pasos a seguir para lograr dichos objetivos. Es conveniente diferenciar la táctica de la estrategia y comprender la relación dialéctica entre ambas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Anónimo,


      Puede que así sea según el marxismo "científico", pero nosotros no lo vemos así. Nuestra visión de la utopía bebe más de Lewis Munford que de otro pensador.

      saludos,

      Eliminar
    2. Muy loable también. Pero para emprender una acción revolucionaria o transformadora es necesario tener como criterio de verdad la praxis para con el objetivo deseado. Es decir: lo que yo hago sirve para conseguir esta meta? el modelo de organización es el adecuado para cumplir con esos objetivos? Un saludo

      Eliminar
    3. Sobre ese tema también hemos escrito, aunque de forma "menor"

      Revolucionarios ¿cómo cambiar el mundo?

      y ciertamente es un tema de gran interés, aunque sigo pensando que la base

      Eliminar
    4. decía:

      sigo que pensando que la base es tener claro hacia donde queremos ir.

      Eliminar